LAS POQUIANCHIS (MEXICO)

En la historia de México han desfilado un buen numero de personajes que por sus acciones han pasado a ser una leyenda, tal es el caso de las infames hermanas Gonzáles Valenzuela, mejor conocidas como ´´ las poquianchis ´´.
Las hermanas Delfina, María de Jesús y María Luisa "Eva la piernuda" González Valenzuela, desde chicas son tratadas con rigor en su educación, su padre un político de la región dirige con mano dura a la familia, de ellas Maria luisa “Eva” hereda el carácter fuerte y agresivo de su padre, y que le sirve para dirigir en el futuro el “negocio familiar”.
Tratantes de blancas, proxenetas, secuestradoras, pervertidoras de menores y trafico de personas e influencias, son algunos de las muchas faltas que cometían en el burdel que servia de centro de operaciones. Ellas tenían bajo su mando un ejército de prostitutas golpeadores asesinos y reclutadoras de niñas todos motivados por el interés del dinero, y movidos por el desmesurado deseo sexual masculino.
Todas las prostitutas que entraban a trabajar con las poquianchis eran revisadas regularmente por salubridad, que como han de imaginar eran muchas veces sobornados por la alta incidencia de menores que con ellas trabajaban, y por trabajar entiéndase que eran explotadas al grado de que muchas morían de inanición y las que sobrevivían, eran obligadas a gastar el poco dinero en las tiendas que manejaban dentro de los burdeles, como ven era un negocio redondo. Si alguna vez se les dificultaba algún permiso movían las influencias que tenían ya que la mayoría de los políticos eran clientes asiduos.
La fortuna parecía favorecerles pues en un tiempo relativamente corto lograron abrir varias sucursales por así decirlo, pero no es tan sencillo solicitar trabajadoras así que se iban a pequeñas rancherías por el rumbo y se llevaban a las muchachitas con el engaño de una mejor vida y los papas al no poder mantenerlas las dejaban ir sin mas y nunca mas volvían a saber de ellas, y en honor a la verdad pues ni querían saber, ya que en aquel tiempo era muy pesado el mantener a un niño y con los pocos métodos anticonceptivos que había pues ya sabrán, familias de no menos de doce hijos en estado de pobreza extrema.
Las mujeres que ahí se prostituían a menudo salían embarazadas y esto, pues no era bueno para el negocio, entonces las hacían abortar, cuando se complicaba el aborto la mujer en cuestión visitaba el patio trasero. También Se ha mencionado que a muchas de sus “protegidas” les daban de comer excrementos en un acto de maldad infinita.
El reinado de las hermanas González termino cuando las autoridades intentaron cobrar mas dado el éxito de el negocio, pero las hermanas se negaron y dejaron de pagar dando inicio a una serie de visitas de la policía o razzias como se les conoce por acá, poco a poco el poder que tenían sobre las prostitutas dejo de serlo, y muchas al sentirse libres las abandonaron, las que se quedaron cobraban lo que ellas querían los matones que una vez las protegieran se marcharon al ver la magnitud de lo que se les venia.
Cuando por fin las aprendieron el espectáculo mediático fue inmenso a pesar de lo pobre que era la difusión en esos tiempos. Revistas como la alarma hacían trizas de ellas y hasta una película se filmo. Políticos, altos mandos policíacos gente influyente antes clientes asiduos ahora les daban la espalda, para acabar recluidas hasta su muerte en celdas insalubres en un estado que aun al ser ellas daba lastima.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

oigan esa historia esta muy buena y muy interesante eh??

Anónimo dijo...

Si, te recomiendo que veas la película, presenta muy bien la historia, es cruel la película porque así fue la realidad.

Anónimo dijo...

si es verdad esta leyenda o es un mito.